La Unidad Educativa “Colegio La Esperanza”, es una Asociación Civil sin fines de lucro, fundada el 07 de agosto del año 1952, por los miembros de la Iglesia Evangélica Luterana de Valencia, quienes eran emigrantes, en su gran mayoría, de la Europa central. La junta Directiva solicita a la srta Wilhemina Juliana Tammaru encontrar una casa para comenzar las actividades.

La quinta ubicada en la Av. Montes de Oca 115-116 propiedad del sr Teodoro Gubaira fue la escogida por la Srta. Tammaru, el 05 de diciembre de 1952 después de los arreglos de pintura se da inicio a las actividades pedagógicas. La Señorita Wilhemina Juliana Tammaru, fue designada como maestra y directora, para dar inicio a los primeros pasos de la actividad docente del “Colegio La Esperanza”, en donde actualmente funciona la sede del Consejo Nacional Electoral.

Junto a la Srta. Tammaru, se incorpora la Sra. Alina Mark de Aleksejev. Con ellas comienza la historia del colegio que se convertiría años más tarde, en una de las instituciones de mayor prestigio y trayectoria en el país.

Junto a la Srta. Tammaru, se incorpora la Sra. Alina Mark de Aleksejev. Con ellas comienza la historia del colegio que se convertiría años más tarde, en una de las instituciones de mayor prestigio y trayectoria en el país.

Sra. ALINA MARK de ALEKSEJEV, docente del Colegio desde 1952. Nació en Narva (Estonia) el 22 de enero de 1897. Se graduó de maestra en París (Francia). Llego a Venezuela en 1946. Fundó además el Instituto Educacional “El Parque” en Valencia.

En el año 1952, la matrícula inicial correspondía a treinta y dos (32) estudiantes que cursaban preparatoria, primer grado y segundo grado. Posteriormente, en enero de 1953, se creó el Kínder y en 1954, se crearon tercer y cuarto grado; incorporándose como maestros Aníbal Rueda, Arturo Torres Agudo y la señorita Mandy Michelena.

Para el año 1955, la matrícula correspondiente a los grados de primero a cuarto, alcanza la totalidad de ciento dieciocho (118) estudiantes. Consecutivamente se logró consolidar la conformación de quinto y sexto grado, completando así la Educación Primaria. Es en este momento, cuando la planta física se convierte en un espacio insuficiente para la población estudiantil, se procede a reubicar el colegio hacia nuevos horizontes.

Las familias que inicialmente formaron parte de la Institución se caracterizaban por tener unos valores y principios espirituales modeladores de la conducta y del comportamiento humano que unidos al lema de “ser la esperanza de un mundo mejor”, hicieron posible alcanzar las metas propuestas de una educación holística y académicamente excelente. Cuentan el Pastor Gerardo Hands y la Dra. Sonia Alvarado, a través de su mirada en retrospectiva; que “la excelencia de los maestros dirigidos bajo la filosofía de la Señora Tammaru, hizo posible el logro de los objetivos planteados desde el Kínder hasta el último grado en el que se impartía la enseñanza dentro de la Institución. Se garantizó siempre la protección de todos sus estudiantes, la formación académica y el equilibrio personal, familiar y social; propiciando en todo momento el desarrollo integral del ser humano. Con esfuerzo y entrega dotaron al colegio de recursos materiales, tenían un autobús que buscaba y llevaba a los estudiantes desde Santa Rosa y Fundación Mendoza (donde vivían las familias), hasta el Colegio y su posterior retorno al hogar”.

En 1960, tras un duro comienzo, dando clases durante tres meses debajo de un árbol, la Urbanización San José de Tarbes se convierte en el espacio donde se colocaría la primera piedra para la construcción de la U.E “Colegio La Esperanza”. El 15 de septiembre de este año, se inician las labores de construcción de la nueva sede, contando con las donaciones de diferentes miembros de la Iglesia Luterana y de ciudadanos alemanes que se hacían presentes a través de la Embajada.

Hacia 1964, la Maestra de música Jutta Westphal, compuso junto con el entonces Director del plantel, un himno para el colegio, el coro de ese himno decía así:

“Esperanza de los niños míos, Esperanza de mis preocupaciones, Esperanza, esperanza, Esperanza de mis emociones”.

En el año 1974 se encarga de la Subdirección del Colegio el Lcdo. Enrique A. Correa Trujillo, quien inició su trayectoria en la institución como profesor de Castellano y Literatura, trabajo de la mano junto con el Pastor Akos Puky. Para el año 1976 asume la Dirección del Plantel.

Lcdo. ENRIQUE A. CORREA TRUJILLO, nació en Valencia el 16 de octubre de 1950. Realizó sus estudios primarios y secundarios con los Padres Salesianos (Valencia y Los Teques). Filósofo, Pedagogo, Lcdo. en Educación y Abogado, egresado del Instituto Filosófico Salesiano “Sagrado Corazón de Jesús” y de la Universidad de Carabobo.

En el año 1974, comienza la expectativa de la creación de una nueva etapa como lo fue en ese entonces, la secundaria. Los estudiantes que egresaban de sexto grado, continuaban sus estudios en el Liceo “Pedro Gual”, esta prosecución escolar cambió cuando se consolida la construcción del espacio destinado a Media General y en julio de 1975 comienzan a ser utilizados dichos espacios por los estudiantes de la época, haciendo posible que el “Colegio La Esperanza” comenzara a graduar a sus primeros bachilleres.

En el año 1977, La Iglesia Luterana, constituye la Asociación Civil sin fines de lucro “Colegio La Esperanza”, institución de carácter benéfico, cuyos miembros eligen a los integrantes de la Junta Directiva anualmente. La primera Junta Directiva estuvo presidida por el Sr. J. Vermehren.

La historia del Colegio va unida a la enseñanza del idioma Alemán, coordinado en sus inicios por la Profesora Hannelore de Ohnweiler, quien se acompañó de un equipo de profesores conformado por: Gertrud de Aberer, Gabriele de Bauer, Anna Bassols, Christa de Burgos, Angelika de Lutz y Maike Nitschke, con larga trayectoria en la Institución y plena dedicación en la labor docente para lograr calidad y excelencia en el aprendizaje del idioma. Siendo la única institución en el Estado Carabobo que imparte la enseñanza de esta Lengua la cual actualmente es obligatoria y comienza desde Educación Inicial. Esta formación ha permitido que un grupo de jóvenes hayan participado en el Programa de Intercambio Cultural en Alemania ya que desde el año 1992 el Colegio participa en la prueba “Sprachdiplom I y II”.

Sra. HANNELORE DE OHNWEILER, profesora de Alemán del “Colegio La Esperanza” por más de 15 años. Coordinadora del Departamento en sus inicios y formadora ilustre de los profesores que a la fecha de hoy siguen sus pasos.

En el año 1998, La Institución queda a cargo de la Lcda. Nieves Sánchez, con una matrícula de más de trescientos (300) estudiantes.

Continuando en este recorrido histórico de la U.E “Colegio La Esperanza”, ya en el año 2000 se encontraba formalizado su epónimo y su Logo ante el Ministerio del Poder Popular Para La Educación; siendo la Junta Directiva los responsables del diseño que hasta la fecha representa la imagen de la Institución a través de los colores de la bandera de Venezuela, la bandera de Alemania y el símbolo de la Iglesia Luterana, fusionados armónicamente en una sola imagen.

Desde el año escolar 2006 hasta el 2016, el Colegio se mantuvo bajo la dirección académica de la Msc. Marisabel Cedeño Vargas, quien logro junto a la Junta Directiva y su gran equipo duplicar la matrícula alcanzando los seiscientos noventa y tres (693) estudiantes, siendo de gran impacto el fortalecimiento de la planta física la cual ha ido respondiendo al crecimiento de la población estudiantil.

Dentro de los logros más significativos de su gestión, junto a la Coordinadora de Alemán para la fecha la Sra. Christal de Burgos, quien fuese coordinadora de alemán desde el año 1986 hasta el 2015, destaca la firma del Convenio con el Goethe Institute para pertenecer al programa PASCH (Colegios socios para el futuro) del ministerio de relaciones exteriores de Alemania en el año 2009. En el año 2019 se hace la renovación de este convenio de la mano de la actual Directora de Idiomas Ing. Anna Bassols, para la fecha el colegio se destaca internacionalmente como uno de los colegios PASCH FIT con mayor número de certificaciones en el idioma alemán logrando graduar estudiantes con hasta un nivel B1.

El Colegio se proyecta como una de las instituciones más prestigiosas del Estado Carabobo, dedicado a la formación integral de niños, niñas y adolescentes con marcada excelencia académica, deportiva y bicultural. El aprendizaje del idioma alemán se desarrolla en un ambiente de disciplina y respeto, haciendo énfasis en la formación en Valores que fortalecen la preparación de ciudadanos capaces de afrontar los retos de una sociedad en constante transformación política, económica, cultural y social.

Año tras año, nuestra Institución abraza la llegada de nuevos miembros, de nuevas Familias Esperancistas, quienes se incorporan en nuestros espacios para consolidar ese vínculo que se convierte en la clave para alcanzar el éxito de cada proyecto que decidimos emprender juntos.

Cada período escolar representa un nuevo desafío educativo; cumplimos 68 años en medio de una situación de pandemia que puso a prueba nuestra capacidad de ser una Institución modelo en educación a distancia, virtual y on line; abrimos un abanico de oportunidades a través de las tecnologías de la información y la comunicación, logramos acercarnos aún más a nuestros estudiantes, superando brechas que creíamos generacionales y que hoy se han transformado en puentes que nos permiten transitar juntos el camino del conocimiento.

Nos llena de orgullo finalizar nuestra reseña histórica compartiendo con ustedes que hoy, valiosos hombres y mujeres esperancistas, han dejado huellas a lo largo y ancho de Venezuela. Muchos han traspasado nuestras fronteras, tomando caminos diferentes, pero llevando en sus manos la fuerza de un proyecto de vida que nació en un mismo espacio educativo llamado “Colegio La Esperanza”.

“El objetivo principal de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas, y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron”.

Jean Piaget.